TIEMPO DE LOBOS

LOBO%5B1%5DJPG

No hay especies animales que sean en sí mismas buenas ni malas.

Cada especie animal se limita a ocupar el lugar que la naturaleza le ha preparado previamente.

Así como el veneno de la serpiente causa daño, también puede curar.

No es mejor el ciervo que el lobo porque este le dé muerte, ya que el lobo ayuda a la supervivencia de la especie de los ciervos al dar muerte a los individuos enfermos y menos sanos.

Para que una especie pueda prosperar necesita un espacio vital donde se den las condiciones que le permitan su desarrollo.

De esta forma el hado dispone el destino.

Igualmente, cuando la enfermedad se desarrolla en un cuerpo es porque ha encontrado un hábitat adecuado para su desarrollo. Si el cuerpo está sano y fuerte más fácilmente podrá expulsar y vencer a la enfermedad pero si no, la enfermedad vendrá a ocupar el lugar que le corresponde.

La ley de la supervivencia obliga a los seres a mantenerse alerta y a no dormirse en el vicio que da lugar a la corrupción, la decadencia y la muerte.

Cuando una sociedad humana se relaja y olvida la virtud, es penetrada por el vicio y el hedonismo y la corrupción carcome y pudre toda su estructura. La consecuencia final de ello es la muerte de esta sociedad.

En este caso, la muerte de la decadente y putrefacta sociedad es únicamente la consecuencia de haber abandonado la Ley del Lobo, que es la ley natural que obliga a los seres a mantener en todo momento la integridad y la virtud frente a las fuerzas del caos amorfo que acechan a cada instante incitándonos al disfrute del lujo, al vicio y a las mil vanidades que son el germen de la corrupción.

Por lo tanto, entendemos que malo es lo que es degenerado y viciado,

Así como bueno es lo que nos permite mantener la integridad de nosotros mismos.

Sin la Ley del Lobo, que arrasa y destruye lo que es malo y degenerado, los viciosos, los degenerados, los infrahumanos acabarían sobre poblando eternamente el planeta y de esta forma el mundo se convertiría en un engendro informe que llevado por la dejadez y la molicie avanzaría hacia ninguna parte sin sentido alguno.

El mundo está en constante lucha.

No podemos buscar el descanso sobre los bienes de esta tierra de corrupción.

Así pues, desprecia el bien y los placeres del mundo y ¡¡HAZTE FUERTE!!

Es tiempo de lobos.

Este es el sentido del ángel de la muerte y del Apocalipsis pre-jehovítico de san Juan así como el verdadero sentido del lobo ocupando el lugar más alto de la lucha de la naturaleza por la supervivencia y por la vida y contra las fuerzas de la degradación y el caos informe.

DE LA GUERRA Y LOS GUERREROS

“No queremos que nos traten con indulgencia  nuestros mejores enemigos ni tampoco aquellos a quienes amamos  de corazón.

¡Dejadme, pues, deciros la verdad!

¡Hermanos en la guerra! Os amo de corazón; yo soy y era vuestro semejante. Soy también vuestro enemigo. ¡Dejadme, pues deciros la verdad!

Conozco el odio y la envidia de vuestro corazón. No sois bastantes grandes para conocer el odio y la envidia. ¡Sed, pues, bastante grandes para no avergonzaros de ello!

Y si no podéis ser los santos del conocimiento, sed al menos sus  guerreros. Ellos son los compañeros y los precursores de esa santidad.

Yo veo muchos soldados; ¡ojalá pueda ver muchos guerreros! Se llama “uniforme” lo que llevan; ¡que no sea uniforme lo que ocultan debajo!

Vosotros debéis ser de aquellos cuyos ojos buscan siempre un enemigo, vuestro enemigo. Y en algunos de vosotros se descubre odio a primera vista.

Vosotros debéis buscar a vuestro enemigo y hacer vuestra guerra, una guerra por vuestros pensamientos. Y si vuestro pensamiento sucumbe, vuestra lealtad; sin embargo, debe cantar victoria.

Debéis amar la paz como un medio de guerras nuevas; y la paz corta mejor que la larga.

Yo no os aconsejo el trabajo, sino la lucha. Yo no  os aconsejo la paz, sino la victoria. ¡Que vuestro trabajo sea una lucha! ¡Que vuestra paz sea una victoria!

No es posible callarse y permanecer tranquilos sino cuando se tienen flechas y un arco; de otro modo, se charla y disputa. ¡Que vuestra paz sea una victoria!

¿Vosotros decís que la buena causa es la que santifica una guerra?

Yo os digo: la buena guerra es la que santifica todas las cosas.    

La guerra y el valor han hecho más cosas grandes que el amor al prójimo. No vuestra piedad, vuestra bravura es la que salvo hasta el presente  a los náufragos.

¿Qué es bueno?  –  preguntáis  -. Ser valiente. Dejad decir a las niñas: “bueno es lo bonito y tierno”.

Se os llama gente sin corazón; pero vuestro corazón es sincero, y a mí me gusta el pudor de vuestra cordialidad. Vosotros os avergonzáis de vuestro flujo, y otros se avergüenzan de su reflujo.

 ¿Sois feos vosotros?  ¡Pues bien, hermanos míos; envolveos en lo sublime, el manto de la fealdad!

Cuando vuestra alma crece se hace arrogante y hay maldad en vuestra elevación. Yo os conozco.

No debéis tener enemigos más que para odiarlos, y no para despreciarlos. Debéis estar orgullosos de vuestro enemigo; entonces los triunfos de el serán también triunfos vuestros.

La rebelión es la nobleza del esclavo. ¡Sea vuestra nobleza la obediencia! ¡Sea obediencia vuestro mandato mismo!

Para el verdadero hombre de guerra suena más agradablemente tú debes  que” yo quiero”. Y vosotros debéis  procurar mandaros todos los que queráis.

Que vuestro amor a la vida  sea amor a vuestras  más altas esperanzas;  y que vuestra más alta esperanza sea el más alto pensamiento de la vida.

Y vuestro más alto pensamiento debéis  oírlo de mí, y de este: el hombre es algo que debe ser superado.

Así, vivid vuestra vida de obediencia y de guerra. ¡Que importa la longitud de la vida! ¡Que guerrero quiere reservarse!

Yo no uso de blanduras con vosotros, yo os  amo de todo corazón, hermanos en la guerra!

Así   hablaba Zaratustra.

PENSAMIENTO DE UN JOVEN TRADICIONAL

 88

Este no es el pensamiento del joven común actual, es mi pensamiento y sentimiento, de un joven rebelde, revolucionario que actúa en verdadera conciencia, frente a las necesidades de su nación. Contraponiendo un principio espiritual-metafísico de verdadera contemplación del sentido divino, al nombrado sistema capitalista, comunista, ultra liberal.

Recuperando el verdadero sentido de una Derecha tradicional, conservadora del  pasado de gloria, honor y tradición Imperial, rompiendo un esquema de igualitarismo donde el voto capacitado vale igual al voto del degenerado social.  Es la cooperación, la autoridad, la jerarquía, la convicción y obediencia a ideales morales, frente a conceptos democráticos catastróficos que en estos doscientos años han sido suficientes para mirar con experiencia su fracaso, desgracia e incapacidad.

“Hoy no a empezado la lucha ni terminara mañana”

Pronto y mas tarde que nunca, flamearan en mis cielos ¡Nuestros cielos! el Imperio Espiritual Andino, brillando sobre ese oro-dinero occidental, consumista, sionista internacional y su cosecha de malicia junto a su prostitución del ser humano como tal, convertido en un simple humanoide de la moneda o robot del trabajo.

Adelante Ecuador, a luchar por nuestro estado, por nuestro pueblo, por nuestra tierra, por nuestra nación, que nos brinda libertad.

MEDITACIONES SS

EL SOL NEGRO EN MÁRMOL, EN EL SUELO DE LA SALA DE LAS COLUMNAS (SOBRE LA CRIPTA)
EL SOL NEGRO EN MÁRMOL, EN EL SUELO DE LA SALA DE LAS COLUMNAS (SOBRE LA CRIPTA) 1- La Cripta de la Torre Norte de la Fortaleza de Wewelsburg2- La proyección mágica "¡Yérguete!, oh, hijo de la raza aria,despierta la Fuerza del dios que duerme en tu interior,¡Desafía y vence la maldición del mundo!"EN EL PROYECTO SS DE 1944, LA TORRE NORTE ES EL CENTRO GEOMÉTRICO DE UNA CIUDADELA CIRCULAR MÁGICA

wewelsburg1jpg

TECHO DE LA CRIPTA
TECHO DE LA CRIPTA

VISTA GENERAL DE LA CRIPTA
VISTA GENERAL DE LA CRIPTA

 

EL SOL NEGRO: 12 BRAZOS, 12 ASIENTOS (CRIPTA), 12 COLUMNAS... 12 INICIADOS
EL SOL NEGRO: 12 BRAZOS, 12 ASIENTOS (CRIPTA), 12 COLUMNAS... 12 INICIADOS

 

 

La Cripta de la Torre Norte de la Fortaleza de Wewelsburg

 Todos los días veinte de cada mes, a las cinco de la madrugada, en la Torre Norte de la Fortaleza de Wewelsburg.

En la cripta de la Torre Norte doce caballeros de la Orden Negra vestidos con longas capas negras se hallan reunidos formando un círculo en torno al centro. Cada uno de los caballeros porta un anillo de la calavera (totenkopfring) con inscripciones rúnicas y una daga SS con la inscripción “Mi Honor es lealtad”.

Los doce caballeros reunidos son “Bons Homes”, altos Iniciados de la Orden Negra y Directores Desconocidos de la SS. Para llegar hasta un grado tan cercano al centro del círculo de la esvástica proyectada, antes han tenido que vencer al mundo. Entonces, cuando consiguen vencer al mundo, el alto colegio de la Orden entrega a cada iniciado su anillo y su daga especialmente trabajados en un ritual mágico secreto:

-Anillo: vínculo y lealtad en la Totalidad sostenida por la Orden.

-Daga: discernimiento (separación) y proyección de la Voluntad Absoluta del Reich Mágico.

La cripta de la Torre Norte de Wewelsburg tiene quince metros de diámetro y junto a su pared en círculo hay doce piedras a modo de asiento, una para cada iniciado de la Orden.

En el centro del techo de la bóveda de la cripta, recogiendo o canalizando la Fuerza proyectada en su interior, hay una esvástica. Según el principio de la esvástica, el centro del campo de Fuerza creado por el Sol Negro en el interior de la cripta, provoca un movimiento en espiral que genera una rotación del entramado material. Este es el Principio trabajado por la Orden Negra en la cripta de la Torre Norte de la Fortaleza de Wewelsburg.

Como decimos, en el centro del techo de la bóveda de la cripta hay una esvástica. A su vez en el piso inmediatamente superior, encima, se halla la Sala del Sol Negro. Esta sala hipóstila (sostenida por doce columnas) tiene un precioso suelo de mármol en cuyo centro geométrico hay un Sol Negro de doce brazos:

-Doce asientos en la cripta de la Torre Norte.

-Doce columnas de la sala del Sol Negro.

-Doce brazos en la esvástica representada en el suelo de sala del Sol Negro (situada sobre la cripta).

El principio creado (proyectado) por la Orden Negra asciende desde el interior de la Cripta expandiendo su radiación-energía: en torno a Wewelsburg la SS tenía prevista la creación de una ciudadela mágica, un círculo mágico cuyo centro físico, según los planos, es la cripta de la Torre Norte de Wewelsburg. El Sol Negro generado en el recinto mágico proyecta su Fuerza “extraterrestre”, su “otro universo”, colaborando y sosteniendo la lucha de Adolf Hitler, “el Último Avatara” y del Tercer Reich.

Volvamos ahora al interior de la cripta. Su suelo es de losas de piedra. Su pared está construida con perfectos bloques de piedra. ¡Es magnífica!. En su centro hay un espacio circular de unos cuatro metros de diámetro cuyo suelo está a un nivel inferior al resto. A él se desciende por tres peldaños. Este centro de la cripta situado a un nivel inferior está rodeado como protegido por un anillo de piedra pulida circular que se eleva unos centímetros por encima del nivel del resto del suelo de la cripta. En el anillo de piedra pulida circular que rodea al centro, sobresalen tres rectángulos que indican las posiciones oeste, este y norte: las escaleras que descienden a la depresión del centro de la sala están en la posición sur.

En el centro exacto del suelo de la cripta hay un punto crítico de aproximadamente un metro de diámetro en torno al cual gira toda la proyección mágica del Tercer Reich. Allá se sitúa un espacio sorprendentemente vacío y sin trabajar (la materia bruta sobre la que trabajar), sobre la que los iniciados de la Orden Negra proyectan la Fuerza del Sol Negro.

La proyección mágica

Desde la sala del Sol Negro, los doce iniciados de la Orden Negra han descendido hasta el interior de la cripta a través de unas escaleras que comunican ambas estancias.

La cripta se halla iluminada por doce velas que arden tras cada uno de los doce asientos que circundan la sala, siendo la única iluminación del lugar.

Los doce caballeros que se hallan reunidos en el interior conocen previamente la ceremonia a desarrollar por lo que esta da inicio sin indicación alguna una vez que cada uno ha ocupado su lugar. En el silencio abismal del lugar, en posición sedente, los iniciados, según el principio del Sol Negro, empiezan a detener el flujo del mundo haciendo de la cripta un espacio aparte del tiempo. Lentamente uno a uno van entrando en astral, proyectando la Fuerza del Sol Negro en el centro de la cripta.

Llegado a un momento en el que todos han conseguido sincronizar con la Fuerza del Sol Negro, empieza el trabajo sobre el astral.

Ahora, en el centro de la cripta proyectan el anillo rúnico (totenkopfring) de tal forma que le dan consistencia según el mismísimo molde del anillo físico que llevan en su dedo anular… El anillo sostenido sobre el centro de la cripta por la Voluntad de los doce iniciados va tomando forma en el astral, adquiriendo consistencia, “solidificándose”, quedando grabado sobre el astral. En el transcurso del ritual la proyección adquiere consistencia real en tanto que no es ya una idealización individual o particular de cada uno de los iniciados (doce proyecciones diferentes), sino que entre todos han creado una única imagen astral del anillo de plata en el centro de la sala. Los doce iniciados de la Orden Negra son doce espíritus hiperbóreos, doce “selbst” trabajando sobre “la mente” de la cripta. En ese tiempo detenido son doce espíritus sosteniendo una sola mente, uniendo su Fuerza en una proyección que adquiere un poder enorme y que actúa e incide finalmente sobre la realidad del espacio-tiempo.

Veamos ahora cómo es la proyección del anillo de plata en astral en el centro de la cripta: en la proyección creada por los iniciados de la Orden Negra, adopta el anillo una posición en el aire sobre el círculo de piedra que rodea la depresión central de la cripta. Sucede que en el espacio mágico creado por los iniciados, el anillo adquiere “un tamaño muy grande” en proporción con su tamaño físico real. En el astral las dimensiones del mundo material se distorsionan y relativizan. Así pues sucede que en astral el objeto sobre el que se trabaja la Voluntad y la atención aumenta de tamaño, mientras todo el resto del escenario permanece en un plano secundario. Debido a su carencia de importancia, el plano secundario se hace “más pequeño”. Es el mismo sentido que daban los antiguos pintores a sus trabajos cuando el objeto, la situación, o la persona protagonista o sobre la que recaía la intención de la obra, adquiría un tamaño “desproporcionadamente” grande. El tamaño “anormal” o excepcional dado a ciertas figuras de la obra forma parte de un lenguaje en directa relación con el mundo mágico.

El anillo es proyectado en el interior de la cripta de tal forma que la calavera mira al norte y, como decimos, su proyección adquiere consistencia en astral. Así sostenido por los iniciados de la Orden Negra, participando todos de esta comunión mística en una sola mente o realidad mágica, el poder de la unión de su Voluntad y su Fuerza llega a movilizar resortes que activan mecanismos que movilizan “realidades” sobre el mundo material y el espacio-tiempo.

Mediante este ritual se renueva el vínculo y el poder del círculo mágico de los anillos “totenkopfring” de la SS. Como indicamos, cada anillo SS es trabajado mágicamente de tal forma que canaliza la Fuerza del Sol Negro: los anillos SS crean una comunión mística que sostiene la Lucha del Reich.

La acción sobre el mundo mágico del astral es tarea de altos iniciados SS, verdaderos magos hiperbóreos. La Lucha del Tercer Reich permanece para siempre grabada en la Eternidad por su audacia, por su valentía, por su proyección mágica y por ser parte de una guerra esencial. Pero el Señor Oscuro había lanzado contra el Reich histórico a todos sus agentes (logias masónicas, comunismo-capitalismo, …) y su Magia Negra. El tiempo del mundo favorece al Demiurgo y fue así cómo este fue ganando terreno en todos los planos que actúan sobre la la realidad material y la dan forma. Los bombardeos terroristas aliados destruían físicamente la tierra y mataban millones de personas. Su finalidad formaba parte de su gran operación de Magia Negra, buscando extender el terror y su mundo de muerte… El acoso de los agentes del mundo de muerte de la materia hizo que las condiciones para la superviviencia del principio de la Vida del Reich se hicieran más y más difíciles. La atmósfera terrestre se tornaba más y más contraria. La vibración terrestre actuaba acorde con el propósito de la historia y del destino mesiánico del mundo…

Pero finalmente, la vibración de la Fuerza del Sol Negro sostenida por los iniciados hiperbóreos proyectada en la cripta de la torre norte del castillo de Wewelsburg, tras conseguir adquirir un elevadísimo grado de consistencia, vence y atraviesa toda resistencia, proyectándose sobre la realidad material y el espacio-tiempo. Desde el interior de la cripta, la Fuerza y la energía del Sol Negro y la proyección del anillo rúnico creado por los iniciados se expande hacia el exterior: el mundo es traspasado por la Fuerza y el poder de la esvástica y del anillo mágico del Tercer Reich.

El ritual, como vemos, es parte de la guerra oculta desarrollada por el Tercer Reich y tiene por fin sostener su conexión divina y su realización mágica.

Este ritual que hemos señalado se celebraba en la cripta de la Torre Norte de Wewelsburg, cada día veinte de cada mes, a las cinco de la madrugada, los doce meses del año, por doce iniciados de la Orden Negra. Su función era, como decimos, sostener mágicamente al Tercer Reich.

La muerte acabó imponiendo sobre el mundo su ley y su tiempo y la Gloria mágica del Tercer Reich histórico fue vencida por los poderes mundiales: la tierra toda volvió a su “normalidad” de corrupción, decadencia y muerte. No obstante, los iniciados hiperbóreos de la Orden Negra SS dejaron trabajada sobre el astral la estructura mágica sostenedora de su mundo y su cosmovisión. Gracias a Su Lucha y a Su trabajo mágico, la misma luz que dio lugar al Tercer Reich vuelve a ser encendida por aquellos que guardan el recuerdo de la divinidad y de los días antiguos. Es así como vence la luz que disipa las sombras y las tinieblas de la caverna del Demiurgo.