DEMOCRACIA SHOW.

Tras la desaparición de la colonia y el aparecimiento de un neo colonialismo el Ecuador ha persistido en una constante lucha de ideas, en una pugna viciosa por alcanzar el poder, enriquecer a las Oligarquías y aplastar al pueblo que se revela; los malos y los buenos han sido manchados por la izquierda y la derecha, los liberales han ido sembrando desde el lanzamiento de Eugenio Espejo la llamada Democracia, palabra que parece ser sinónimo de centenares de premisas perfectas pero que un su practica y vivencia no son mas que los espejismos de las ilusiones que todo ser lleva en su vida.

 “Libertad, igualdad y fraternidad” que tanto de esto ha existido en Latinoamérica que nos haya servido para el progreso social, político y económico de las mayorías y no tan solo sentirlo en casos extremos como los problemas geográficos que ha atravesado la región en los últimos días.

 Palabras al parecer mágicas o mejor dicho endemoniadas que hace que los pueblos se conviertan en una fuerza ciega incapaz de razonar las causas de sus manifestaciones políticas en las urnas, que si bien libremente parecen elegir, son mas bien designios de una extraña dictadura inconciente; que se ve claramente desde el retorno a la democracia en el año de 1979 al ser elegido el Doctor Jaime Roldós Aguilera con su lema la fuerza de cambio, hasta los actuales días donde tenemos una antesala de gobiernos constitucionales con una extensa lista de enfermedades que aun no pueden ser superadas y que probablemente no lo serán mientras los mismos sistemas socio-económicos y políticos sigan reinando en Ecuador, Latinoamérica y el mundo.

 La Economía Nacional en las ultimas dos décadas.

 La democracia se ha  aferrado firmemente al proyecto del dominio sionista internacional establecido por el Nuevo Orden Mundial representado por entidades que han colapsado la economía nacional, (ejemplo el FMI). El Neoliberalismo que se ha asentado en el país a conseguido resumir las últimas dos décadas a un agresivo endeudamiento exterior desde el año 1983 cuando el hermano país de México declara que se le hace imposible sostener la deuda externa, en adelante los países latinoamericanos tan conocidos como subdesarrollados han sido presas de la fieras del Sion, callando en deuda tras deuda que en concepto servia para mejorar programas de educación, obras publicas, salud, infraestructura, industrialización etc. Pero la historia y análisis económicos nos han dado como los únicos resultados: un gran empobrecimiento de la nación, dividiendo en dos brechas muy marcada a la población, de la pobreza a la extrema pobreza, el desempleo y el subempleo coronando las estadísticas,  la perdida de la moneda nacional, en 1999 la mayor crisis cuando el gobierno entrega altas sumas de dinero a los banqueros producto de leyes ineficientes y un constante gusto por entregar la economía a los organismos privados e internacionales que son los únicos beneficiados. En cambio los hogares de los Ecuatorianos tristemente abrazando las cosechas de la tan amada democracia y su política económica.

 Al hacer un repaso de la economía nacional en estas ultimas dos décadas lo único que halle  fue al ciudadano ecuatoriano reducido a un simple número, gobernado por un dinero ficticio y especulativo convertido el capital en el motor inmóvil de su vida, suplicando miserias y recibiendo migajas para su supervivencia, en la actualidad el gobierno se enorgullece de sus planes económicos donde dice priorizar “la gente sobre la deuda- o el dinero”  y el como el pago puntual de la deuda externa se ha dejado atrás por el desarrollo publico,  pero en el año 2007 se pago los intereses correspondientes lo que atrajo polémica y merecidas criticas cuando el presidente Correa reiteradas veces hablo del no-si pago.

 La Democracia y la Política

 33 años de gobiernos constitucionales donde la política se ve marcada por una inestabilidad y corrupción imposible de vencer, donde el asenso al poder ha sido encaminado por un eslogan populista y la politiquería del país marcada por un caudillo como fundamento de los partidos, siendo el oportunismo el golpe esencial para coronarse como presidentes nacionales; abrir fuentes de trabajo, apoyo a los sectores mas necesitados, modernización, fortalecer la democracia y justicia social han sido la charlatanería y las mentiras con las que los ecuatorianos hemos vivido en la cumbre de la mejor política jamás antes conocida la “democracia” donde la única cura planteada por los padres de la patria que se embellecen en el congreso es mas democracia.

Como pilar de la democracia se encuentra la soberanía de los pueblos, pero que soberanía tiene el Ecuador cuando leyes internacionales están sobre la nuestras, favoreciendo siempre al mas fuerte en la hora de determinar justicia, y  yo me pregunto quien critica las leyes de la USA-ISRAEL o de cualquier potencia, de que democracia se habla, entre los ecuatorianos talvez es una democracia únicamente inexistente.

 Soluciones

“La solución a nuestros males vendría con el regreso del Estado a ser la instancia de lo político, de donde partan las decisiones y utilice su autoridad para imponer el orden, que establezca las condiciones para el despertar de nuestro pueblo a su Destino…”

“Crear una Voluntad Nacional que permita al individuo la suficiente libertad para el pleno desarrollo de sus facultades y que estas se integren en la potencia unificadora de la comunidad estatal”

Es imprescindible reintegrar al Estado su capacidad soberana: en lo nacional desbloqueando el poder de los grupos de presión y en lo internacional rompiendo con el yugo impuesto por los poderes mundiales” Francisco de la Torre.

 La vida democrática en sociedad y familia

 Los problemas sociales que la democracia ha generado en la nación en parte se han visto motivados por dos aspectos fundamentales: en lo económico la pérdida de empleo, que ha dado a luz a una migración masiva, dejando prácticamente una generación con familias fragmentadas lo que ha causado que miles de jóvenes sean propensos a los males que acechan las calles, frutos de esta desesperación y falta de guía familiar los problemas con el alcohol, tabaco, drogas y demás vicios se han masificado fulminado de esta manera las nobles almas de los ecuatorianos, el segundo punto fundamental es la permisiva de la democracia frente a las ideas igualitaristas y la globalización que ha arrasado con la cultura de nuestros pueblos, perdiendo todo sentido de sangre y nacionalidad. Los levantamientos indígenas en el país pronunciados principalmente por la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) jamás se a visto que su razón de ser sea el recuperar algún vestigio cultural o Imperial sino al puro estilo marxista-capitalista mas dinero mas recursos. Y qué decir de los constantes ataques que se han venido llevando a cabo, en donde  la derecha populista solo ha generado más cuento y billete para unos cuantos burgueses y la izquierda “revolucionaria” que no trasciende del típico panfleto izquierdista: reforma social y económica, en fin una repetición de los mismos eslogan  de la mentira  mundial. Con todo esto solo hemos sido testigos del  EL ACTO  TEATRAL  de personajes oscuros con ansias de poder a como de lugar.

 La democracia y el espíritu

 Vivimos en lo que Julios Evola denominaba el “Quinto Estado”. Si tradicionalmente el primer estado era gobernado por los dioses, el segundo por los reyes, el tercero por los mercaderes, el cuarto por el proletariado; éste estado,  el quinto, es el del paria, un mero individuo carente de un ideal, de un sentido trascendental de la vida, estado conformado por seres que no tienen otra finalidad que el placer, el hedonismo y su propio bienestar.

La democracia es el germen que degenera todos los sentidos del ser humano: a la vista no le da mas panorama que el mercado internacional, la bolsa de valores y el como generar mayor capital, estar atento a las nuevas tendencias del mundo, la moda y de mas publicaciones materiales de vanguardia, al gusto de saborear los mas exquisitos banquetes alrededor del globo con tal de llevar al placer y su derroche a la máxima expresión, al olfato le han robado el agradable aroma de un paisaje verde por una selva de concreto sumida en la contaminación por la industria sin comunidad con la tierra y lo natural; y al tacto lo ha convertido en la fuente de saber absoluta, la ciencia ha derrocado a la fe y a cualquier doctrina religiosa; convirtiendo al hombre en un ser inerte carente de destino amante del consumismo internacional.

  Conclusiones

 Como conclusiones diré que criticar la democracia en nuestro país es tarea sencilla, levantarse salir a las calles y sentir el queminmportismo con lo que los ecuatorianos vivimos, ambiente preocupante y de decepción ante la actividad política, es revisar un par de libros de historia y economía, abrir páginas de periódico de extremo a extremo, y llevar a un papel las mismas quejas que se repiten treinta y tres años atrás: injusticia social, politiquería, partidocracia, abuso del poder, mayor o menor  libertad de prensa etc. En definitiva mas enfermedad que enferma, ahora el problema es como superarlo aquí viene la difícil tarea donde cada joven debemos ser participes o ¡lo somos! o continuamos treinta y tres años más en democracia y nuestros hijos probablemente se encontraran en el mismo panel y con las mismas quejas, pero como superarlo si la democracia se nos presenta “como el producto mas elaborado de la mente humana y con vigencia universal”. José María Velasco Ibarra digo.

“¿QUERÉIS REVOLUCIÓN? HACEDLA PRIMERO DENTRO DE VUESTRAS ALMAS”.

El filosofo alemán Friederich Nietzsche en el siglo XIX mato al dios de los cristianos sentenciándolo a mi punto de vista por los siguientes 3 crímenes:

  • No permitir que el hombre deje atrás al mono y se transforme en el Súper-Hombre.
  • Por hacerle cargar al hombre con el sentimiento de culpabilidad ante la muerte  de su dios, con la que la iglesia obtenía el control del mismo.
  • Y por ultimo por mantenerle en un estado letárgico, esclavizado, pisoteado, de rebaño, sin dejarle ser uno más de la masa dominada.

Si Nietzsche estuviera vivo hoy entre nuestros días al dios que mataría fuera a ese dios dinero, capitalismo, democracia, socialismo, progresismo, televisión etc. A todo eso que nos domina y oprime, a ese dios que nos llama a comer y beber del mismo pan y vino pero no nos enseña a producir uno propio, en nuestro país matara al discurso déspota con el que se dirige la “revolución ciudadana” embruteciendo a la masa y haciéndole creer que llevar el estomago lleno y una mente ilusionada en un mandatario que promete, es el fin fundamental de la existencia. No señores seamos DISIDENTES  y hagamos REVOLUCIÓN, pero no la de los mismos de siempre, “caos y mentira”, sino, la ESPIRITUAL  enfocada al cambio de la sociedad que nos rodea.

¡Democracia te declaro la guerra!

A matadla camaradas…

 Fuentes:

 El otro Ecuador artículo: 30 años de democracia.

El otro Ecuador artículo: al rescate de lo político.

Ecuador su realidad.

Ecuador Bannana Republic a la no Republica (aspecto económico).

Protocolos de los Sabios del Sion.

¿Más honestos?

Una vez más, el gobierno usó todos los recursos propagandísticos y logísticos en sus manos para organizar una concentración a su favor. La diferencia es que la de ayer se centró en el discurso de una supuesta nueva forma de hacer política, en contraste con las formas del pasado. La fraseología escogida para la convocatoria incluía una seductora afirmación: ‘Porque los honestos somos más’.

Al margen de sus connotaciones, la frase nos pone frente a la necesidad de revisar si las actuales formas de hacer política son más honestas que las de antes.

Veamos algunos hechos y confrontémoslo con las acepciones de honesto: honrado, recto, razonable, justo, decente, decoroso, recatado.

Un ejercicio razonable de gobierno significa, para empezar, equilibrio y reparto de poderes. Seguramente el gobierno piensa que la concentración y el personalismo son parte del precio que debemos pagar por ser más honestos.

En la práctica, el ciudadano pone los votos para elegir a dos poderes, y el resto de la institucionalidad, incluido el llamado Poder Ciudadano, es controlado desde el poder central.

Un ejercicio honrado, sobre todo cuando están en juego tantos recursos públicos, se somete a la fiscalización, no solo permitiendo la acción política que ha sido nula en la Asamblea Nacional, sino permitiendo el acceso a la información. No puede proclamarse como muestra de honestidad un ejercicio apuntalado en la supuesta autofiscalización y que parte de la premisa de que mis amigos son honestos, y que mis críticos son corruptos.

Hay otro parámetro de honestidad política y tiene que ver con el modo en el cual el poder se relaciona con la administración de justicia. Hay muchas muestras de que la balanza de las autoridades constitucionales y electorales, y sobre todo la del sistema  de justicia, está cargada.

Y no solo en los casos en los cuales hay que defender las tesis presidenciales, sino cuando el objetivo es minimizar la investigación del entorno.

Por ejemplo, una cosa es la actuación de la justicia cuando se debe ‘salvaguardar’ la integridad de los hijos de dos políticos que hoy militan en la oposición, que cuando se trata de defender los derechos de una menor posiblemente afectados por el padre de un alto funcionario, al punto que fue necesario que el presidente declarara que no hay relación entre padre e hijo para que la justicia se moviera.

Una cosa es la acción de la justicia cuando se trata de la lamentabilísima muerte del hermano de un ministro, y otra cuando el resto de víctimas de la violencia y la inseguridad tienen que conformarse con rumiar su impotencia ante la impunidad.

Una cosa es cuando hay que procesar las denuncias contra los funcionarios y otra cuando estos funcionarios piden acciones contra los demandantes.

Marco Arauz

A nosotros no nos CALLAN!!!

“La primera noche ellos se acercan y cogen una flor de nuestro jardín, y no decimos nada.

La segunda noche ya no se esconden, pisan las flores, matan nuestro perro y no decimos nada.

Hasta que un día, el más frágil de ellos entra sólo en nuestra casa, nos roba la luna, y conociendo nuestro miedo nos arranca la voz de la garganta. Y porque no dijimos nada, ya no podemos decir nada”.

 

Vladimir Maiakovski

1893-1930