Actitud y Rebeldía!!!

Actitud y rebeldía

De las aventuras a las desventuras
de la modernidad

Si no fuera lo que nos rodea hoy, aquí, desde hace
ya tantos años: algo que nos obliga a invertir por completo
el rumbo, la orientación seguida hasta aquí por
nuestras páginas.

No será la única vez. En más de una ocasión deberemos
cambiar bruscamente de rumbo a lo largo de
nuestro recorrido por las aventuras y desventuras de la
modernidad. Unas aventuras que, dando espectaculares
bandazos, nos obligarán a agarrarnos con fuerza a las
páginas para evitar caernos cada vez que nos veamos
obligados a saltar de una cosa a su contraria.

Como ahora, en que después de haber saludado el
gesto fundador de la modernidad, nos vemos obligados
a considerar el espectáculo que ofrecen, dos siglos después,
los aguerridos retoños —parecía— de Prometeo
y Fausto reunidos.

Ningún buitre devora, es cierto, ningún hígado. El
castigo que los dioses infligieron a Prometeo es hoy más
refinado: los conquistadores de la luz y la libertad se
devoran, risueños, a sí mismos. Apacible, suavemente,
sin convulsiones. Como suceden las cosas en el rosado
reino de la posmodernidad.
Contemplémoslos.

Veamos en qué se han convertido aquellos hombres
que se lanzaban, mortales y desnudos, a afrontar intrépidos
su destino.

Sólo un destino afrontan hoy: el de sus vacaciones y
viajes organizados.
Parece, es cierto, como si aún les guiaran las mismas
metas del sueño fáustico al que se lanzaron hace dos
siglos. Pero no, todo se ha transformado. Sigue resonando,
es cierto, la voz que exige ¡más luz!, ¡más progreso!,
¡más riqueza!, ¡más libertad! La voz suena…, pero a
hueco, como un sonsonete vacío.

Ni siquiera logran llenarlo los miles de cacharros y
cachivaches, cada vez más sofisticados, con los que el
hombre de esos tiempos intenta tapar el vacío que se
abre a sus pies.

¿Qué ha pasado? ¿Qué ha ocurrido para que aquellos
hombres que, retando a los dioses, pretendían igualarlos,
se hayan convertido en esclavos? En los esclavos
felices de la libertad.

Javier Ruiz Portella
Los esclavos felices de la libertad.

Still Burnin’ Youth – La Tua Mente E’ La Tua Prigione

TRADUCCIÓN

Encerrado dentro de unos barrotes más duros que el hierro en una celda claustrofóbica
Con cada paso sientes asfixia, el ansia y el pánico aniquila tus pensamientos
Juez y carcelero de ti mismo, encerrado por el capricho y el miedo
Condenado a cadena perpetua en la cárcel dentro de tu cabeza

¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!

Estrechas esposas hacen perder tu pulso hasta casi perder el conocimiento
No es el hierro lo que te atrapa, es el violento vicio del miedo
‘Atreverse’ es una palabra que no conoces, espíritu anulado por esquemas surrealistas
Infectado por la incertidumbre, internado en la celda de tu mente.

¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!

¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!

¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!
¡Tu mente es tu cárcel!

Hate for Breakfast – Il Nemico è L’Uomo

LETRA TRADUCIDA

La tierra está cansada ya de tu idiotez devastadora
Ya no es suficiente corregir los defectos de una herencia viciosa
La avanzada tragedia de la epidemia humana solo puede parar con la extinción

Extinción humana voluntaria, la única alternativa revolucionaria
Extinción humana voluntaria, la única alternativa revolucionaria

Absténganse de continuar la reproducción
No condenen a otro ser a la vida
Acaba con el ecocidio, deja de reproducirte
Libera a la Tierra del flagelo de la humanidad
Extínguete, extínguete.

Sufrimiento animal,
Destrucción del ecosistema
Opulencia, codicia mercantil
Torcidas prótesis que ensucian la naturaleza, ¡eres el enemigo!

Eres el enemigo, eres el enemigo
Eres el enemigo, eres el enemigo.

Acaba con el ecocidio, deja de reproducirte
Libera a la Tierra del flagelo de la humanidad
Extínguete, extínguete.