A su servicio…

ACAB

Las cacerías, es el método común de toda dictadura disfrazada de revolucionaria, el asesinato, el miedo y la persecución revelan sus grandes “ pensamientos de cambio” que a sentir de ellos son auténticos, verdaderos y únicos, que nosotros pobres sumisos debemos respetarlas y cumplirlas o la ley suprema nos castigará con toda la dureza posible.
Lo tenemos claro, el capitalismo mata, pero en nuestra sangre no está el miedo, ni las cadenas de su bondad, está la fuerza de nuestros ancestros que gritan LIBERTAD!!!
Solidaridad con las familias de los detenidos y en especial un puño de fuerza para todos los guambras que luego de ser arrestados fueron cobardemente atacados físicamente y psicológicamente por las “madres y padres” , policías siempre serán policías…

¡ACAB!